Artistas crean imágenes de película de 35 mm degradada por la digestión

Luke Evans y Josh Lake, dos estudiantes británicos de diseño gráfico, decidieron utilizar sus sistemas digestivos como medio de expresión artística y tragarse un poco de película de 35 mm para ver que sucedía. Los estudiantes se comieron fotogramas individuales de película y luego la evacuaron, lavaron y analizaron. Las imágenes fueron examinadas con un microscopio electrónico y luego aumentadas a mayor escala para poder imprimirlas.

 

artedigestivo1

La idea que los inspiró  fue “voltearse de adentro hacia afuera” e “investigar cómo podíamos usar nuestros cuerpos como materiales. Hay un aspecto físico en la película que quisimos explorar: la capa suave de la emulsión, la forma en la que reacciona al tacto y a la temperatura”. El experimento tenía algo de misterio, ya que había ciertas dudas de si iban a poder obtener de regreso la película y qué tipo de imágenes iban a obtener.

 

artedigestivo2

artedigestivo3
Comerse la película tenía ciertos riesgos, incluyendo la perforación del colon, por lo que crearon una pequeña cápsula para contener los rollos y así impedir que los bordes perforaran el colon mientras que los ácidos y fluidos digestivos podían aún así alterar la película.

Los resultados fueron expuestos en la Hoxton Gallery.

 

artedigestivo4

 

Fuente: Pijama Surf

Anuncios